Los futuros del libro, la crónica

bolaPor fin saco un rato para poner por escrito las conclusiones de las jornadas sobre los futuros del libro, desarrolladas en la Feria del libro de Sevilla. Antes de nada, me gustaría agradecer a Javier López Yáñez y su gente el trato que nos dispensaron, así como el tremendo evento que montan año tras año. Nos entra una envidia malsana a los del norte, comparando con lo que se organiza por estos lares. Once días plagados de actividades de todo tipo y para todos los públicos.

Para arrancar la crónica, tomaré prestadas las palabras de Txetxu en su mesa sobre nuevos formatos: el título “futuros” en plural está perfectamente elegido, porque serán muchos y no habrá un único camino o un único soporte que domine al resto. De hecho, en lo que más énfasis se puso fue en destacar la complementariedad de soportes. No será o todo blanco o todo negro. Pueden convivir tanto el ebook como el papel. Y cuando se habla del ebook, se está haciendo referencia a dos cosas: por un lado, al dispositivo (kindle, sony reader, papyrus, …) y por otro, a las obras electrónicas. Y es que no sólo los formatos se adaptarán a las nuevas tecnologías, también lo harán los contenidos, pasando a ser hipertextos que serán diferentes dependiendo de los ojos que los miren. Cada lector marcará su sendero de información, quedando atrás la lectura lineal: lecturas de difícil repetición.

En esos futuros cambiará la forma de leer, incluso es probable que haya cambios cognitivos: cerebros lectores distintos. Pero se vuelve a recalcar lo mismo: lo importante no es el soporte, sino el contenido. Así que sería una torpeza por parte de la industria editorial cometer el mismo error que su primas hermanas (música y cine), que centraron su valor en el formato y no supieron adaptar ese contenido a las nuevas tecnologías.

Los pasos por la web social aún son un poco torpones y, como en otras muchas empresas, sin plan de acción. Muchos aún no comprenden lo “caro” que puede salir la experimentación. No sólo porque un patinazo aquí perdura durante el tiempo, sino por lo poco que se valoran las horas empleadas en estas herramientas sin saber qué se va a obtener. O lo que es peor aún, qué se pretende obtener.

Mesa Marketing 2.0

Por último, apuntar dos historias de las que no tenía conocimiento y que me dejan un poco destemplada. La primera, el Plan Revolucionario de Lectura que pretende implantar Hugo Chávez en Venezuela. Al escuchar “plan de lectura”, lo primero que viene a la cabeza es: “¡bien! Más cultura es sinónimo de una sociedad más avanzada”. Sin embargo, se trata de unas orejeras de burro, porque sólo se emplearán libros de un mismo tinte.

La otra historia es sobre la feria del libro de Madrid, que dará comienzo el 29 de mayo. Aquí, en una demostración de modernismo (leáse con mucha ironía), se ha prohibido el ebook. Pero no sólo los dispositivos (lo que podría ser comprensible para que no se convierta en un salón tecnológico), sino también los contenidos electrónicos. Otros intentando poner puertas al mar y cerrando los ojos ante lo que ya es presente.

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, BOFH en Nirelandia. Colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

Últimas publicaciones de Lorena Fernández (ver todas)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...