En 1968, Jocelyn Bell Burnell publica el artículo que confirma el descubrimiento de los púlsares en Nature junto a su supervisor de tesis, Antony Hewish y Martin Ryle. Ellos recibieron el premio Nobel de Física por ello. Ella no. Lo más hiriente es que Jocelyn tuvo que convencer a Antony Hewish porque inicialmente él se mostró escéptico porque creía que estas señales eran producidas por el ser humano.

  • 00

    días

  • 00

    horas

  • 00

    minutos

  • 00

    segundos

Fecha

Feb 24 2022

Hora

Todo el día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *