William Blake

El 28 de noviembre de 1757 nace en Londres un personaje que no pasará por la vida de muchos sin dejar una huella ejemplar: WILLIAM BLAKE: grabador, poeta, mitólogo y visionario.

Hijo de una familia de artesanos acomodados. Su afán por aprender ya desde muy pequeño, le lleva a leer a Shakespeare, Milton, Swedenborg, Bacon, y por supuesto, la Biblia y a los clásicos.

Se puede decir de él que fue la primera figura del romanticismo inglés, pero Blake va más allá de ser simplemente eso: fue un visionario apocalíptico, un genio aislado, un iluminado, … Desafío las doctrinas teológicas, políticas, morales y estéticas que imperaban en su época.

Yo descubrí a este genio en la precuela del Silencio de los Corderos: “El Dragón Rojo”. En ella, el psicópata protagonista se deja llevar por la fuerza de un extraño dios, un dibujo de Blake llamado “El Dragón Rojo y la Mujer Vestida de Sol”. Al final, Ralph Fiennes se termina tatuando la imagen en la espalda.

Apocalipsis 12:

1 Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza;

2 Está encinta, y grita con los dolores del parto y con el tormento de dar a luz.

3 Y apareció otra señal en el cielo: un gran Dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cabezas siete diademas.

4 Su cola arrastra la tercera parte de las estrellas del cielo y las precipitó sobre la tierra. El Dragón se detuvo delante de la Mujer que iba a dar a luz, para devorar a su Hijo en cuanto lo diera a luz.

5 La mujer dió a luz un Hijo varón, él que ha de regir a todas las naciones con cetro de hierro; y su hijo fue arrebatado hasta Dios y hasta su trono.

6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar preparado por Dios para ser allí alimentada 1.260 días.

13 Cuando el Dragón vio que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la Mujer que había dado a luz al Hijo varón.

14 Pero se le dieron a la Mujer las dos alas del águila grande para volar al desierto, a su lugar, lejos del Dragón, donde tiene que ser alimentada un tiempo y tiempos y medio tiempo.

17 Entonces despechado contra la Mujer, se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jesús.


El gran dragón rojo y mujer vestida de sol, c.1806-1809, acuarela sobre madera, 34.3 x 42 cm. Brooklyn Museum, New York.

Otras obras espectaculares:


W. Blake, El anciano de los días, aguafuerte y acuarela, 23´3 x 16´8 cm, Museo Británico, Londres.


W. Blake, Torbellino de amantes, Galería Birminghan.

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

Últimas publicaciones de Lorena Fernández (ver todas)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...