Código de conducta blogger, ¿para qué?

Una vez pasado el debate (la verdad es que ha sido muy cortito), paso a exponer aquí las razones por las que no estoy de acuerdo con el último “calentón” de Tim O’Reilly.

El caso de Kathy Sierra, por desgracia, no es nada novedoso en la Red ni se trata de una consecuencia de los blogs. Desde los inicios de Internet siempre ha existido ese ciber-vandalismo en foros, grupos de noticias, listas de distribución, etc… Lo que ahora ha cambiado es la herramienta.

Por esta razón surgió ya hace mucho tiempo la netiqueta, que consiste precisamente en un conjunto de normas tácitas que se deben utilizar al hacer “contacto” electrónico. Es por esto que veo una utilidad nula a esta iniciativa ya que se trata de unos puntos muy simples que se recogen mayoritariamente en la susodicha netiqueta (excepto algunos con los que precisamente no estoy de acuerdo). Es decir, que para variar en la Red, estamos reinventando la rueda.

Otra razón que me hace ser muy escéptica respecto a este código es el intento por establecer una conducta ética genérica y unificada en la blogosfera, puesto que estamos hablando de blogs escritos en sitios tan dispares como China, EEUU, Senegal o España donde las ideologías y las interpretaciones pueden ser muy distintas (lo que aquí puede parecer correcto, en China puede ser considerado una auténtica aberración). Y ya no sólo es el lugar en el se escriben sino también la temática que siguen. ¿Son aplicables los mismos criterios a un blog que versa sobre política que a un blog en el que se describen las andanzas más personales de un chico de 16 años?

No debemos olvidar tampoco lo frías que son las palabras (no es lo mismo leer una frase que escucharla con su entonación y una coma o un emoticono pueden cambiar sustancialmente una frase).

Por tanto, yo creo que el problema radica en la educación y con un poco de sentido común creo que basta. No hace falta poner por escrito cosas que son evidentes y que ya están recogidas por la netiqueta.

Otra característica curiosa de este decálogo es que se proponía que todo aquel que lo siguiese pusiese una estrella de sherif en su blog. Esto podría degenerar en algo así como: “quien tenga este identificador es que hace lo correcto y el que no lo tiene, no”. Una medida muy americana… 😉

Mi pregunta es la siguiente: ¿alguien que es mal educado y no sabe comportarse va a seguir un código de conducta? Me temo que no.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lorena Fernández

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

14 thoughts on “Código de conducta blogger, ¿para qué?

  1. Bueno, yo no estoy totalmente en desacuerdo con O’Reilly. Vamos a ver si me explico. Pienso que como todo en la vida de imperar el sentido común y unas normas de convivencia básicas. A veces ayuda el ponerlas por escrito y como en este caso poder discutirlas o debatirlas. En este sentido me parece que aportación de O’Reilly es buena.

    En lo que no estoy de acuerdo, y tampoco se si es la intención de O’Reilly, es en hacer de ese código de conducta unas tablas de la Ley sacrosantas que todos debemos seguir y en caso de no hacerlas seremos marginados por la comunidad o nos pondrán una marca negra en nuestro blog. Eso sí sería inadecuado.

    Obviamente hacer un código de conducta universal es harto difícil y complicado. Las diferencias y sensibilidades culturales bastantes desgracias nos traen ya (y también grandes aportaciones hay que decirlo). Pero bien vale la pena intentar ponernos de acuerdo en unos mínimos ¿no?

    Me da la sensación que la gente se ha tomado muy a la tremenda lo del código de conducta; como una especie de imposición que viene de uno de los gurús del momento. Bueno, yo quiero pensar que O’Reilly ha sido valiente en lanzar la iniciativa y que su intención es buena.

  2. Está claro que lo de que nos pongan normas nos produce sarpullido. Es lógico, es lo que se nos dice continuamente desde esta sociedad neo-liberalista: “Yo rijo mi destino, ni el estado ni nadie puede obligarme a nada. Nadie puede impedir mi crecimiento. Soy libre, no hay normas, soy Dios” o como decía aquel “Viva el mal, viva el capital” ;-P.

    La única “norma” que deberían asumir los blogeros es que una vez que se convierten en tales tendrían que asumir una responsabilidad con ellos mismos y con los que los leen. Quiero decir que la libertad de expresión no es sólo poder decir lo que piensas, sino aceptar las críticas y asumir las consecuencias de publicitar (en el sentido de hacer público) tus ideas.

    Tener un blog es casi como convertirse en un personaje público, y por lo tanto en un punto de referencia para los demás, aunque sean cuatro.

    Los blogeros no son periodistas, no son políticos, no son famosos, son algo que no había existido hasta ahora y que tienen repercusión a pequeña escala. Pero, miles de pequeñas personas haciendo miles de pequeñas cosas pueden cambiar el gran mundo.

    Sigo tu blog desde hace una temporada y ya por fin me lanzo a comentar (Ya era hora). Un saludo.

  3. A mí también me ha parecido un código absurdo… Que me parece muy bien que los que se profesionalicen necesiten algo más para diferenciarse de los blogs personales, chorras y tal, pero eso ni es aplicable para todo el mundo y no deja de ser otra tontería como el búho de marras…

  4. @julen: yo tampoco pongo en duda la buena intención de Tim (para mí sigue siendo todo un gurú que sabe de muchas cosas). Aunque creo que en esto se ha hecho una paja mental bastante maja. El problema viene porque ha sido una reacción en caliente a una situación determinada y se ha escrito el decálogo deprisa y corriendo. De los 7 puntos que componen el código, dos me parecen terroríficos:

    1. Asume la responsabilidad no sólo por tus propias palabras, sino también sobre los comentarios que permites en tu blog.
    Si ni los medios de comunicación más potentes se hacen cargo de lo que dicen terceras personas a través de ellos, ¿cómo quieren que un chico de 15 años se responsabilice de lo que alguien vierte en su diario personal?

    3. Considera eliminar los comentarios anónimos
    El anonimato permite que la gente se muestre como realmente es, sin ataduras, sin tapujos. Además, en cierto modo, hoy en día casi todos los comentarios son anónimos (aún poniendo email y nick). No sería de recibo tener que navegar con nuestro DNI en la mano para poder opinar y participar. ¿Dónde quedó entonces aquello que decía Tim de que la web 2.0 es PARTICIPAR?

    @Sr.K: ¡pues con aportes como este comentario ya estabas tardando en hablar aquí! Muchas gracias 😀
    No me quejo del código de conducta porque sea una imposición de normas sino porque me parece inútil. De hecho, yo estoy muy de acuerdo con la netiqueta y procuro siempre seguir sus directrices. Coincido contigo en que igual que somos libres para publicar lo que queramos en nuestros blogs, luego también nos tenemos que hacer responsables de eso (no existe libertad que no conlleve una responsabilidad) pero de ahí a que me hagan asumir también las acciones de otros. Como bien leo siempre en el blog de MaY: “que cada palo aguante su vela”

  5. Sobre el punto 1. Es controvertido eso de hacerte responsable lo de los comentarios que vierten los demás; no estoy de acuerdo con Tim en esto, pero tampoco me parece correcta o adecuada la argumentación que usas Lorena. Que los grandes y tradicionales medios de comunicación no se hagan responsables de las opiniones que aparecen en sus programas (muy típico ahora en ese tipo de shows estilo “El diario de Patricia”) no quiere decir que nosotros u otros no deban hacerlo. Mas no les metemos caña por eso y por la basura que crean.

    Hacerte cargo de lo que dice fulanito o menganito así, sin poner ningún matiz no me parece justo. Pero también opino que hay algo de verdad en eso si cuando esas opiniones se hacen violando algunos “leyes” o “reglas” que podríamos decir que son “básicas” o “comúnmente aceptadas” (nótese las comillas en estos términos) deberíamos de poner remedio o hacer algo. Y creo que el blog es casi como cuando invitas alguien a tu casa; puede decir lo que quiera, pero no se puede poner como un “vándalo” y así molestar a ti y a tus invitados.

    Yo creo que aquí lo díficil es acotar que es lo “básico” y las otras palabras que he entrecomillado en el comentario.

  6. Estoy totalmente de acuerdo contigo 😉

    Además, si sabes comportarte te comportas bien sin necesidad de ningún libreto que te explique cómo hacerlo.

  7. Y mientras queremos “fundar una democracia” en la “jungla cibernética” que es internet…

    Desde poner reglas a los mensajes, “acotar” los puntos de vista [que hasta cierto punto si no aportan al tema… ni al caso] o sencillamente hacer de paga algo que fue creado y concebido como una fuente de uso pública [algunas distribuciones Linux] o lesgislar algo que no se puede hacer por las ambigüedades legales.

    Y tú misma Loreta te has respondido ¿Quién mejor que una persona que piensa de manera OCCIDENTAL para intentar imponer lo que en el RESTO DEL MUNDO NO COMPARTE?

  8. Erabat ados zurekin Lorena. Zure aportazioa bikaina iruditu zait eta egindako 2. iruzkina (argipen gehiago emanez) askoz gehiago.

    Zorionak!

  9. @julen: está claro que yo puedo tener la potestad de borrar comentarios si lo estimo correcto pero de ahí a estar obligada… Como tú bien dices, lo difícil es decidir cuándo es o no correcto.

    @johannes itten: eso es. El código me parecía una auténtica americanada tipo Guerra de Irak: “vamos a hacer algo preventivo (porque no debemos olvidar que los trolls son la inmensa minoría) por el bien de toda la humanidad”. Y luego encima ponen la chapita de sheriff… :S

    @teketen: zurekin ados nago: Sr. K-ren iruzkina bikaina da

  10. El debate estuvo interesante. Trolls hay en todas partes, no sólo en los blogs. El sentido común y la educación son más que suficientes, así que confeccionar un código de conducta parece algo un tanto desfasado. En fin… ¿conseguiste la grabación tal y como te dije?

  11. @ikari: hay que ver qué formas más curiosas de ponerse en contacto con un lector del blog 😉

    Pues al final, como soy una vaga, no me puse en contacto para conseguirlo pero una compañera lo grabó con su reproductor así que en breves subiré la grabación a algún sitio. Muchas gracias 🙂

  12. Te aclaro que yo me enteré el mismo día al llegar y leer el guión. Me sonó tu nombre y sumé dos más dos. A veces, la vida te da gratas sorpresas. En fin… ¡Un placer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *