Código de conducta blogger, ¿para qué?

Una vez pasado el debate (la verdad es que ha sido muy cortito), paso a exponer aquí las razones por las que no estoy de acuerdo con el último “calentón” de Tim O’Reilly.

El caso de Kathy Sierra, por desgracia, no es nada novedoso en la Red ni se trata de una consecuencia de los blogs. Desde los inicios de Internet siempre ha existido ese ciber-vandalismo en foros, grupos de noticias, listas de distribución, etc… Lo que ahora ha cambiado es la herramienta.

Por esta razón surgió ya hace mucho tiempo la netiqueta, que consiste precisamente en un conjunto de normas tácitas que se deben utilizar al hacer “contacto” electrónico. Es por esto que veo una utilidad nula a esta iniciativa ya que se trata de unos puntos muy simples que se recogen mayoritariamente en la susodicha netiqueta (excepto algunos con los que precisamente no estoy de acuerdo). Es decir, que para variar en la Red, estamos reinventando la rueda.

Otra razón que me hace ser muy escéptica respecto a este código es el intento por establecer una conducta ética genérica y unificada en la blogosfera, puesto que estamos hablando de blogs escritos en sitios tan dispares como China, EEUU, Senegal o España donde las ideologías y las interpretaciones pueden ser muy distintas (lo que aquí puede parecer correcto, en China puede ser considerado una auténtica aberración). Y ya no sólo es el lugar en el se escriben sino también la temática que siguen. ¿Son aplicables los mismos criterios a un blog que versa sobre política que a un blog en el que se describen las andanzas más personales de un chico de 16 años?

No debemos olvidar tampoco lo frías que son las palabras (no es lo mismo leer una frase que escucharla con su entonación y una coma o un emoticono pueden cambiar sustancialmente una frase).

Por tanto, yo creo que el problema radica en la educación y con un poco de sentido común creo que basta. No hace falta poner por escrito cosas que son evidentes y que ya están recogidas por la netiqueta.

Otra característica curiosa de este decálogo es que se proponía que todo aquel que lo siguiese pusiese una estrella de sherif en su blog. Esto podría degenerar en algo así como: “quien tenga este identificador es que hace lo correcto y el que no lo tiene, no”. Una medida muy americana… 😉

Mi pregunta es la siguiente: ¿alguien que es mal educado y no sabe comportarse va a seguir un código de conducta? Me temo que no.

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

Últimas publicaciones de Lorena Fernández (ver todas)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...