Simbología cambiante

esvastica
En ocasiones, palabras, nombres o símbolos pueden perder todo su significado o verlo degradado al ser asumido como emblema de algo negativo. Además, no sé porqué extraña razón, siempre nos quedamos con lo malo de las cosas.

Un claro ejemplo de esto es la esvástica. En cuanto vemos este símbolo, inmediatamente nuestra cabeza lo asocia al fascismo y los nazis. Sin embargo, pocas personas saben que la esvástica, en su inicio, fue un símbolo positivo perteneciente a múltiples culturas: budista, hindú, griega, azteca,…

Pasando a temas más frívolos, nos encontramos con el problema de los nombres propios y las personas famosas. Tienes un hijo/a y pasas días, semanas e incluso meses seleccionando el nombre que más te gusta y que menos le hará sufrir en su infancia (¡qué crueles son los niños!). Tanta meditación tiene como fruto un nombre estupendo que de un día para otro deja de serlo gracias a ese personajillo que fue a Gran Hermano a dar la nota o a esa princesa que pasó de periodista a futura reina de España.

Es curioso cómo las palabras cambian con el paso del tiempo. Y es que nunca estaremos a salvo de la propia ferocidad de la raza humana.

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

Últimas publicaciones de Lorena Fernández (ver todas)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...