Innovación: la palabra del año

innovacion¿Aún queda alguien que no sepa que estamos en el año de la innovación en Euskadi? Pues que escriba 100 veces en la pizarra:

Yo innovo, tú innovas, nosotros innovamos y vosotros, ¿qué hacéis?

Y que lo haga rapidito, porque al año le quedan los días contados.

Al hilo de esto, hoy he participado en una mesa redonda en el programa Más que palabras de Javier Vizcaíno de Radio Euskadi (Off-topic total: ¿habéis visto qué camiseta más bonita nos lleva Javi en la página de Más que Palabras?). De compañeros de caseta (estábamos en el Parque Tecnológico de Zamudio), dos grandes lujos: Ricardo Antón, co-director de Amasté y Alaitz Landaluze, de Innobasque. Interesante mesa pero aún más interesante conversación post-mesa también con Saioa Olmo (que me ha presentado Wiki-historias).

Y ahí que hemos estado media horita intentando definir algo tan difuso como lo que es innovar. Las preguntas que nos ha lanzado Javi, para pincharnos ;-):

¿Para innovar, hoy en día, es necesario ir de la mano de las TIC’s? Mi opinión es clara: NO. Existe una creencia entre las gentes de altos mandos de las empresas de que, cuanta más cacharrería pongas, más innovador estarás siendo. Error fatal. Las herramientas no dejan de ser eso: herramientas. Yo cultivaría más a las personas, sus ideas, los cambios de paradigmas y pensamientos.

¿Todo lo nuevo es innovador? La misma respuesta que antes: NO. Saber reciclarse es la mejor innovación hoy en día. Si haces lo que hace todo el mundo, como mucho lograrás el mismo resultado. Si haces algo diferente, puede que logres dar ese valor añadido. Pero no tiene porque ser algo nuevo.

Participación: Las nuevas generaciones (esta es mi percepción) cada vez están menos por participar. Sólo quieren obtener un título universitario para tener un puesto de trabajo estable, con un horario fijo (un cuarto de hora antes se nos cae ya el boli) y con un buen salario. Pero innovar supone arriesgar. Y la gente no está por la labor (¡que estamos en crisis! pensarán muchos).

Podéis escuchar el programa en la web de eitb (qué rapidez para ponerlo on-line, ¡bravo!).

¿Cuál será la palabra que se ponga de moda el año que viene? Me chivan que creatividad… que Dios nos pille confesados 😉

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lorena Fernández

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

13 thoughts on “Innovación: la palabra del año

  1. Dificil embaucada en la que te han metido porque definir innovacion como concepto se me antoja bastante complicado, y mas aun cuando como tu bien dices, ” quien no se ha enterado de que 2008 es el año de la innovacion” y por tanto todo el mundo o casi todo el mundo tiene una opinion formada, aunque como en todo muchas distan de hacerse con un poco de criterio, pero eso si, todas tienen su parte aprovechable.

    Para mi el problema es que el termino ” innovacion” se ha puesto de moda, todo el mundo quiere subirse al carro porque parece que estar en el traera beneficios, pero lo cierto es que pocos trabajan para lograrla, es decir, mucha imagen y poco de efectivo.

    En mi opinion, otro añito mas como ” año de la innovacion” si que podria situarnos en posicion de vanguardia innovadora.

    saludos!

  2. Coincido con tus respuestas. Sólo un matiz: no es imprescindible ir de la mano de las TICs para innovar, incluso se puede ir muy de la mano y no innovar, pero a estas alturas de la película las TICs son una excelente herramienta para facilitar la innovación.

    Ah! Y espero que te equivoques con las nuevas generaciones, por la cuenta que nos trae.

  3. La innovación sin creatividad ¿en qué se queda?
    El valor, el valor de verdad, el de los valientes, es la creatividad.
    Os aviso, que la innovación, es muy chula y luce mucho. La creatividad, es mas dura de llevar, no genera simpatía, sino desconfianza y es mucho mas difícil de sacar adelante y … muy desagradecida, hasta que sale y entonces, … tiene muchos padres, como una hija de … su madre.
    ¡Salud en tiempos de crisis!

  4. Lo de la pizarra no es mu innovador, me temo :-), voy a escribirles a Innobasque a ver si me compran una tablet ;-]

    Por lo demás, de acuerdo, pero sin que sirva de precedente ;-}

  5. Ay, esa “palabra que empieza por i”, debería ser la gran innombrable. Casi resulta que hoy lo más innovador es no innovar, ir a lo simple y hacerlo bien, con ganas, con gusto, y lo que sabes hacer. Con eso basta.

    ¿Creatividad? Vale, es una opción, pero yo apuesto a que los Reyes Magos nos traen la palabra talento. Hagan sus apuestas 😉

  6. Estoy de acuerdo en casi todo, cuando el otro día Negroponte hablo del OLPC, mucha gente salía comentando eso mismo, que lo innovador es el aparato.
    No estoy de acuerdo.
    Lo innovador es el uso social y educativo que se le da (o al menos se le debiera dar).
    Lo innovador es que facilita la conexión de áreas remotas y mal comunicadas, la interacción entre iguales y diferentes, el acceso a la información, a la ciencia, a la literatura, a la cultura…

    Y en cuanto a los riesgos, no me gusta eso de que haya que arriesgar.
    Yo creo que tenemos que aprender a asumir riesgos, que es diferente.

    Y, por último, en cuanto a la definición de innovación, creo que terminamos mezclando lo que significa con lo que queremos que signifique. Un ejemplo:
    Queremos darle un tono social, y por eso añadimos que la innovación sólo es tal si hay un beneficio social, pero ¿es eso intrínseco a la innovación?

  7. Rápidamente, NO, NO y pies de plomo.

    Primer NO: Yo creo que las TICs no tiran del carro, si no que más bien se van subiendo a él cuando ven una ventaja posible. Y solamente se ponen a tirar de él cuando encuentran una funcionalidad no prevista en el origen. Resumiendo, una TIC innova cuando surge una metodología no especificada en la tecnología.

    Segundo NO: Tenía que surgir por algún lado la palabra mágica: La Gran G (seguida de varias o) no hace nada nuevo. Busca y encuentra. Y encima ha conseguido monetizar esta tarea mostrando publicidad. La de toda la vida. ¿Qué es lo que ocurre? Que le han dado un rendimiento bestial y ahora parece que G! ha inventado la publicidad, cuando esto lleva desde aquello del ColaCao y “Yo soy aquel negrito del África tropical”….

    Pies de Plomo: Somos vagos por naturaleza. Y yo el primero. Si algo funciona, es mejor no tocarlo. E innovar, en el sentido más peyorativo de la palabra, exige tocar algo que ya funciona para mejorarlo. Como reviente, se te cae (o te tiran) el mundo encima. Y no está el patio (empleo, hipoteca, situación económica internacional, …) como para hacer experimentos…

  8. Y no sólo se cree que las herramientas son las que llevan a la innovación (y no las ideas), sino que además eso de innovar se está convirtiendo en un fin en sí mismo porque, ¿innovar para qué?

    La innovación no se reduce a la tecnología ni al mundo de la empresa. También sería verdaderamente innovador pretender cambiar el mundo, pero no las grandes cosas, sino las pequeñas, esas en las que parece nos dimos por vencidos, léase fracaso escolar, hambre, pobreza y exclusión. Y muchas otras pero que vienen detrás de éstas.

    Me he puesto sensible, y eso es innovador para mí. O no tanto 🙂

  9. Me encanta cuando los comentarios son mejores que el propio post 🙂

    @igor: es el problema de nombrar un concepto “del año”. Se vuelve algo tan manido que se pierde con facilidad el objetivo y rumbo. Me gustó una reflexión de Javi durante el programa: “que los encorbatados se intentan de adueñar de términos y acciones”.

    @iñaki: yo también espero equivocarme. Siempre hay grandes esperanzas y sorpresas. Pero me preocupa que sean los menos (las excepciones que confirman la regla).

    @ALyCie: ¡qué razón tienes! En la mayoría de las ocasiones, a los creativos se les tilda de locos. No hay más que echar un ojo a la Historia del Arte. El reconocimiento viene con el paso del tiempo (casi siempre cuando sólo queda celebrarlo con los gusanos…). Pero, ¿y a los innovadores no les pasa lo mismo?

    @mak: ¿que la pizarra no es innovadora? Las mejores tormentas de ideas se dan sobre ellas, y no necesitan de alimentación 😉

    @manu: como le comentaba a Igor, se termina manoseando tanto un término que deja de tener sentido, ya que se usa para cualquier cosa. Podríamos hacer una bolilla para la palabra estrella del año que viene… yo recojo el dinero 😉

    @xa2: ¡cuánto tiempo! se te echaba de menos por estos lares 🙂
    Para mí, innovar es arriesgar. Y como tú bien dices, ser responsable de esos riesgos. Pero a veces toca tirarse a la piscina sin manguitos. Después de tragar agua, ya verás cómo aprendemos para la próxima. En cuanto al beneficio social, no creo que sea intrínseco, pero sí que está muy ligado. Si te pones a analizar las cosas de una forma poética, se supone que nosotros buscamos hacer dinero (beneficio económico) para vivir mejor y que los que nos rodean vivan también mejor (beneficio social). Pero cuando estamos un día trabajando en la oficina hasta las 22:00, cuando llevamos más de una semana sin hablar con la familia o los amigos, nos percatamos de que hemos sacrificado nuestro beneficio social por el económico (y casi sin darnos cuenta).

    @May: gran ejemplo el de Google (ups, lo he escrito…). ¿Hace cuanto no saca un servicio innovador? Ahora se reduce a comprarlos. Y sin embargo se llevan premios y reconocimientos. ¿No será que están siendo innovadores en el marketing? Y cuando digo marketing, no me refiero a Adsense sino a la gestión que hacen de su imagen. ¿Cómo es que Microsoft es el diablo y Google un ángel? Ahí lo dejo.

    @yoriento: como dije en la entrevista, para mí la persona más innovadora que he conocido nunca es mi abuela. Cómo se ha ido enfrentando a las piedras que le ha puesto el camino en la vida es una inspiración. Y eso sin ayuda de ningún cacharro electrónico. Yo también me he puesto sensible 🙂

  10. Para el 2009 quizás la palabra de moda podría ser “sostenible” y quizás para el 2010 “innovación sostenible”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *