Cogidos por los huevos

Este post sólo busca crear un flame sobre guerra de sexos.
Lea detenidamente cada línea.
En caso de duda, consulte con su farmacéutico (por si no es capaz de soportar las críticas del sexo opuesto).

Yo siempre he sido de la opinión de que los hombres no aguantan nada. Mientras que nosotras tenemos que sufrir la regla, el embarazo, la depilación y demás calamidades, ellos con un simple resfriado se dejan morir.

El otro día, una conjunción de noticias en menéame me hizo recapacitar de nuevo. Por un lado, descubro que un equipo de investigadores alemanes ha conseguido aislar células madre en testículos de roedores. Los investigadores creen además que pueden obtener células similares en seres humanos. Por un momento, la sola idea de ver sufrir a los hombres en la procreación me produjo una enorme satisfacción…

Pero después de esto publicaron otra noticia aún mejor que la anterior: “…Los indios huicholes piensan que la pareja de la mujer debe compartir el dolor y el placer de dar a luz: por eso, mientras ella está de parto, el marido se sienta en las vigas situadas sobre su cabeza con una cuerda atada a los testículos. Cuerda que aprieta la mujer según sienta el dolor… ”. El único alivio que le queda al marido es que se pone de peyote hasta las cejas. Este tipo de costumbres debería ser más imitada :P




Pues el flame está servido ;-)

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, BOFH en Nirelandia. Colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

Últimas publicaciones de Lorena Fernández (ver todas)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...