Abierto por obras

catedral

Ayer, enmarcada dentro de nuestra primera edición del BPVG, hicimos una más que interesante visita a la Catedral de Santa María.

Para empezar el día, como buenos bilbaínos confiados que no miran los mapas, Goyo, Jaizki y la menda nos dirigimos al lugar equivocado. Nos plantamos en la catedral nueva (que tiene menos de 100 años) sin pensar que en Vitoria andan sobrados y cuentan con dos catedrales. Después de darnos cuenta de nuestro equívoco, gracias a la ayuda telefónica de Mentxu llegamos a la almendra del casco viejo (donde se asentó la primitiva Gasteiz). Allí ya estaba Txetxu (que es bilbaíno pero de los que saben usar los mapas) con su chiquitín.

Acompañados por un guía de excepción, Carlos Rodríguez (secretario del patronato de la Fundación Catedral Santa María), fuimos descubriendo una maravilla arquitectónica que no sólo tiene relevancia por su arte, sino porque lleva escrita la historia en sus entrañas. Gracias a la reconstrucción que se está llevando a cabo con gran esmero por un grupo de trabajadores con un componente humano muy fuerte, la historia de Vitoria-Gasteiz está siendo completada. De ahí el nombre del post “Abierto por obras”: se está descubriendo el pasado y con las puertas abiertas para que cualquier ciudadano sea testigo (es una reconstrucción muy Creative Commons).

Alfonso VIII quiso dotar a la villa de un edificio con esplendor. Así nació por el 1200 la protagonista del post de hoy. En aquellas épocas, construir algo tan monumental suponía un gran esfuerzo puesto que no contaban con los medios actuales.

Pasaron los años y con ellos llegaron nuevos monarcas que fueron modificando el proyecto. Esto trajo consigo grandes problemas que afectaron a la estructura del edificio (se pueden ver ahora las deformaciones de las columnas que apenas podían soportar el peso).

En la década de 1960, el arquitecto Manuel Lorente realizó una remodelación pero ésta tan sólo fue un lavado de cara estético que contribuyó a deteriorar aún más la Catedral.

El templo gótico, con problemas estructurales (cicatrices que iban dejando el paso de los años) tuvo que cerrar al público en 1994 por miedo a que pudiera derrumbarse. Ahora de nuevo podemos disfrutar de la reconstrucción paso a paso.

Recomiendo a todo el mundo la visita porque las piedras de la Catedral tienen muchas cosas que contar.

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

Últimas publicaciones de Lorena Fernández (ver todas)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...