Comentarios ¿a favor o en contra?

Tremendas viñetas de Mauro Entrialgo para El Jueves sobre la blogosfera.

A mí me han gustado especialmentes éstas referentes a los comentarios. Hacía tiempo que quería plantear este debate entre vosotros para conocer vuestra opinión.

en_contra
a_favor

Os podéis bajar las viñetas con total permiso del autor que indica lo siguiente:

Atención Blogueristas. Podéis reproducir libremente estas tres páginas de historietas en vuestras bitácoras. Es más, ni siquiera tenéis que molestaros en escanear, ya que se pueden bajar de aquí.

Visto en Administraciones en Red

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lorena Fernández

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

12 thoughts on “Comentarios ¿a favor o en contra?

  1. Jajajaja, muy graciosas, dan en el clavo. Yo personalmente también estoy a favor de los comentarios de los blogs. Un blog no es del todo blog sin comentarios, pierde su gracia. Mediante los comentarios conoces gente y opiniones nuevas y blogs de gente que opina como tú.
    Sobre el problema del spam, yo llevo medio año usando Spam Karma 2 y ningún problema, todo perfecto: incluso me bloquea comentarios insultantes, me he quedado boquiabierto.
    En resumen: ¡arriba los comentarios! :-D.
    Saludos 😉

  2. El cómic muy bueno. Yo estoy a favor de los comentarios… aunque a veces puede existir spam o cosas similares ya hay soluciones tecnológicas aunque imperfectas que ayudan…

  3. Saludos

    Genial, las viñetas están geniales, y dan en el clavo de lleno (y la llamada para bajarse las páginas a todos los bitacoreros del mundo está perfecta, muy acorde con la “filosofía del enlace” :P).

    Yendo al tema, no creo que una bitácora sea menos sólo por no permitir comentarios (por cierto, yo hago “casi casi” lo del teléfono móvil), al igual que los comentarios no tienen por qué ser libres (esto es, veo bien que el autor de la bitácora decida qué comentarios aprueba y se muestran y cuales no). En estos dos casos, es decisión del bitacorero y seguro que le restará “atractivo” para los usuarios “acostumbrados a la blogósfera”, pero para el resto, pan y agua.

    Otros tenemos los comentarios abiertos para cualquiera, y existe otro debate, si se deben borrar o no mensajes (al margen de los que eran puro spam), por cuestiones de responsabilidad, los que se pasan tres pueblos y medio y sólo son insultantes, deben ir directos a la papelera.

    Cuestión de gustos :D.

    Hasta Luego 😉

  4. Hombre, son los extrmos… imagino que la mayoría de los blog se mueven en el término médio, cosa que por otra partes es complicada.

    Cuando se va la cosa muy a lado de los comentarios que se encuentra el tío del “sí”, entonces la gente empieza a pensar un poco como el tío del “no” 🙂

  5. JUASJUAS, muy buenos ambos.

    Aunque yo estoy completamente a favor de los comentarios. Siempre corres cierto peligro, pero también corres peligro de que alguien te insulte, o te vendan mierda que no quieres o cualquier otra cosa y no por ello ponemos sistematicamente esparadrapos en la boca a la gente.

  6. ¡Magníficas las viñetas! Pero no sé si seré raro, porque yo recibo siempre comentarios estupendos. Será que soy tan pequeñito que no merece la pena ni siquiera gastar spam en mi blog. Además, el que no quiera correr peligros que no salga de casa.
    Saludos, Maestraprendiza.

  7. Hombre, al nivel al que está mi blog, creo que los comentarios son obligados, ya que siempre son los de siempre.

    Entiendo también que en algunos casos los comentarios se cierren temporalmente, ya que para oir sandeces… pero hoy por hoy, hay muchas herramientas que filtran todo tipo de comentarios con span o críticas destructivas sin apenas hacer nada a mano.

  8. Me han encantado las viñetas, esa sección Angel se fija es buenísima en el Jueves.

    Haré un post contando que los comentarios son importantes ¿otro? ¡¡qué pesada soy por Dios!!

    Para mí un blog sin comments no es blog y por lo tanto no lo agrego a bloglines y listo.

    A los que pensamos continuamente en blogs, que vas por la calle y vas redactando, que cuando lees algo en un periódico quieres poner un comment, los que somos tan compulsivos que esto es como si fuera la vida real si no nos dejan comentar nos hunden.

    No me funciona bien Blogger, te dejo mi email virginia.rubio@gmail

  9. Pues aquí va mi reflexión. Veo que todos más o menos estamos de acuerdo.

    Un blog no tendría su esencia sin comentarios puesto que entonces no recogería las conversaciones que así se crean. Sería una página web más sin ningún tipo de interacción.

    El conocimiento que se puede llegar a generar en un blog no sólo viene de la mano del que escribe, sino también de los que comentan.

    Blogs de personajes públicos que no permiten comentarios me parecen simples paripés de cara a la galería (estar a la moda y poder contar que participa en la web 2.0).
    Otro tema es la gestión que luego se haga de esos comentarios. No soy partidaria de censurar comentarios aunque entiendo las razones de los que lo hacen. A mí me han dado caña en unos cuantos posts pero ahí se han quedado los comentarios porque ellos mismos se desacreditan con sus formas.

  10. Por supuesto que no hay que censurar, eso me pone mala malísima. Yo borro el spam, pero nada más. Aunque no me guste lo que los demás dicen, supongo que es recíproco. Si no les das bola se van rápido.

  11. Lore: Pues poco alma de BOFH te veo… 🙂

    Es bastante subjetivo, desde luego. Si se borran comentarios bajo un criterio que no te gusta, no comentarás, sin más problema… pero me parece que es decisión del editor del blog.

    Si dejas claras las normas, cualquiera sabe a qué atenerse. Sin obgligaciones no hay derechos, y si no hacer fair use de mis comentarios (obligación), ñaca (pierdes los derechos).

    Igual simplifico demasiado, puede ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *