Enredada

Ayer por fin pude compartir micrófono-teléfono con los chicos de Enredados, la radio de la blogosfera andaluza: Javier F. Barrera y J. J. Pérez. Estuvimos hablando sobre el reciente atentado de ETA contra las instalaciones de El Correo así como de la libertad de prensa y opinión y los movimientos que se llevaban a cabo desde la blogosfera. El hilo conductor del programa fue un post de Paco Torres y pude intercambiar opiniones con Luis Alfonso Gámez, periodista de El Correo y autor de Magonia.

Podéis escucharlo aquí:

Descargar | Feed | iTunes

Ahora quedo a la espera de mi torico de Guadix y de repetir cuanto antes 😉

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lorena Fernández

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

8 thoughts on “Enredada

  1. @mak: pues yo disiento contigo. Para mí, cualquiera puede alcanzar notoriedad en la blogosfera. Yo he conocido a más de 200 personas en carne y hueso gracias a este mundo.

    Y también creo que la blogosfera no tiene un objetivo único, sino que tiene tantos objetivos como personas la forman.

  2. Entonces me das la razón: la notoriedad à la Varsavski no es “el” objetivo de la blogosfera… ¿Qué papel tienen entonces la casualidad o el azar en que se logre notoriedad en la blogosfera? ¿Es verdadera notoriedad cuando salimos “afuera”?

  3. Hola.
    Tengo curiosidad. ¿Un objetivo de la blogosfera?, con tantas almas navegando en ella y todas tan distintas y tan similares, ¿quién se puede aventurar a definir uno que no sea propio?.

    Todo el mundo puede ser un Varsavki si tiene cualidades para ello (nota1: leer a este ser llamado Matin -más fácil, mucho más, dónde va a parar, de pronunciar que Varsavki- para ver quien es) (nota2: confesar la nota1 puede ser vergonzoso) (nota3: ¿desde cuándo te dejas notas?).

    Aún mejor, todos pueden ser ellos mismos, ¿no?.

    Saludos

  4. Pd: perdón, no había leído las contestaciones. Disculpas por el tono pseudohumorístico sino es el adecuado. Ahora me intriga vuestro debate.
    😀

  5. Por mí ningún problema, duczen. Lo que yo digo es que M. V. (¿mejor así?) no es notable en la blogosfera por lo que ha hecho en ella. No ha despuntado y salido de ella. Lo era desde mucho antes y simplemente ha sabido usarla en su beneficio muy eficazmente (ninguna crítica por mi parte a eso).

    Quizás no es lo que quería decir Lorena, pero “cualquiera puede ser un V.” puede llevar a la conclusión de que estamos en la blogosfera para eso, y justamente hace unos días defendí en otro blog algo así como que la blogsfera no es “los varsavskis” de este mundo.

    Plego sin embargo en una cosa: creo que sí buscamos una cierta notoriedad para la gente que vamos conociendo, lo mismo que en la “vida real”.

  6. @mak: decir que M.V. no ha despuntado en la blogosfera creo que es decir mucho. Y quitarle valor porque anteriormente ya era conocido, tampoco me parece justo. Javier Capitán era famoso antes de su blog y sin embargo, me parece un estupendo bloguero.

    Otra cuestión es que yo no intento decir que estamos en la blogosfera para ser célebres. Cada uno tendrá su motivación y todas serán igual de respetables. Pero es de hipócritas decir que no queremos hacernos notar con nuestros blogs. Todavía no conozco a nadie que escriba para que no le lea nadie. Para eso se hace un diario de papel, le echa candado y lo mete debajo de su cama.

    Espero que el tono no suene muy serio. Me encantan estos encuentros de opiniones 😉

  7. Desde lugo quien publica en un blog, algo quiere, ya sean motivos propios y personales, para hacerse notar o lo que sea; pero algo.
    ¿He puesto lugo?, quería decir vigo, digo, luego.

    Notoriedad es reconocimiento por parte de los demás y de los demás depende. De como se acercan, si son sinceros, si reconocen la calidad, si simplemente siguen a la mayoría, si les mueve la envidia, si … o no. ¿Somos sinceros en lar red?.

    A mi me parece que en internet se proyectan tanto las virtudes como los defectos, y ambas se potencian. No deja de ser algo humano, o mejor, humano 2.0
    😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *