SLUN 08: el software libre en las Universidades

Mañana doy una charla dentro de la I Jornada universitaria de Software Libre. Más o menos contaré el uso que se le está dando en la Universidad de Deusto y los proyectos futuros que se pondrán en marcha. Podéis ver aquí la presentación:

Pero sobre todo intentaré poner un tono de auto-crítica a nuestra situación, porque no todo son flores en el campo. El camino para “liberar” a la Universidad es largo y difícil, pero como bien me decía un profesor: “disfruta de él al máximo“. Los problemas a los que nos enfrentamos son varios:

  • A pesar de lo que pueda parecer, la Universidad de Deusto es bastante pequeña. O por lo menos en lo que respecta a los componentes del Servicio Informático. Por tanto, es normal que encuentres a una chica de sistemas mirando cosas de web social, etc… Es decir, tocamos todos los palos sin tener una dedicacion exclusiva a un campo. Esto hace que seamos grandes consumidores de software libre pero que contribuyamos menos de lo que nos gustaría con desarrollos.
  • Otro error, al menos en mi opinión, es obcecarse con el software libre. A mí me gusta pensar que soy poco talibana en ese aspecto. Y es que si toca montar un servicio, lo óptimo es analizar las plataformas que te lo ofrecen y luego valorar el que mejor se ajuste. Si el que se amolda mejor es software privativo, habrá que tirar por ese camino. Si los dos bandos son parejos, no hay duda: al libre de cabeza.
  • Casi siempre, cuando estamos debatiendo el mundo libre, nos centramos en las herramientas. Pero el principal escoyo son los usuarios. Sin ellos, las herramientas no valen de nada. Es por esto que hay que poner un especial cuidado a la hora de hacer las migraciones. A casi nadie le gustan los cambios, y si no tenemos tacto en el tema, podemos vernos cara a cara con un auténtico motín. Y es que ya lo dijo Benjamin Franklin:
    La oxidación por falta de uso gasta mucho más las herramientas que el propio trabajo

    La táctica que intentamos seguir nosotros es identificar dentro de cada departamento a los usuarios hackers. Es decir, a aquellos que son menos tecnófobos. A esos se les mima y enseña con esmero las bondades de las nuevas aplicaciones. Tras esto, nos sentamos a esperar el efecto contagio. Serán como virus infectando a sus compañeros, porque nadie mejor que ellos conocen la realidad del día a día que les rodea.

Dentro de las Universidades tenemos una responsabilidad altísima. Y es que, aunque suene un poco pretencioso, nosotros somos, en parte, los que determinamos la tecnología de las futuras empresas. La razón es bien simple: si todos los alumnos universitarios salen aprendiendo a usar sólo Microsoft Office, cuando copen los puestos de trabajo, no quedará más remedio que pagar licencias para que puedan funcionar.

Si alguien se pasa mañana por Donosti, que avise. Para seguir las jornadas en directo, hay un canal de streaming.

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

Últimas publicaciones de Lorena Fernández (ver todas)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...