¿Culo o codo? La transparencia descontextualizada

Ser transparentes” es la nueva frase de moda de las organizaciones y las personas. Otra más en la lista que se ha pervertido y se ha hecho hueca. Ejemplos además como los de WikiLeaks llenan la boca de muchos/as. Sin embargo, cada día lo tengo más claro: tan importante es ser transparentes como contextualizar esa transparencia. Como decía en el título del post, yo te puedo estar enseñando parte de mi cuerpo, pero si no te muestro lo que rodea a esa parte, puedes pensar que es un codo o la parte en la que la espalda pierde su casto nombre.

¿De qué me vale conocer cifras puras sin saber otros detalles que dan sentido a esas cifras? ¿De qué me vale que no me mientas si no me dices toda la verdad? ¿De qué me vale leer cables diplomáticos si tras esos cables hay personas que han establecido relaciones con otras personas mediatizadas por los sentimientos primarios del ser humano?

Vale… Paremos un poco. Es importante conocer estos datos. Pero tengo la sensación de que en ocasiones esa transparencia está sobre-valorada y puede volverse hasta peligrosa. Peligrosa porque, al no venir acompañada del contexto, otros serán los que apliquen el suyo, lo “paqueticen” y nos lo vendan.

Así que, señores y señoras, no me vendan gato por liebre. O mejor dicho, culo por codo.

Imagen de Frederic della Faille (CC by-nc)

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

Últimas publicaciones de Lorena Fernández (ver todas)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...