La letra, con sangre entra

Cuantas veces habré escuchado esta frase u otras del estilo como “Quien bien te quiere, te hará llorar”.

Hay que ver cómo nos gusta el sufrimiento y cómo nos regodeamos en él. Nos encantan las historias truculentas, el morbo, que nos pongan zancadillas en el camino y quejarnos durante horas de esas zancadillas. Todos llevamos a un pequeño masoquista en nuestro interior (y luego algunos dejan que ese pequeño crezca sin control).

Y os preguntaréis a raíz de qué vienen estas reflexiones a mi mente. Pues todo gracias a este más que interesante artículo de Alex de la Iglesia en el que muestra lo siguiente:

  • Si un libro no es ininteligible, es que no es lo suficientemente bueno. Es decir, que si leemos unas cuantas líneas y parecen comprensibles, deberemos desecharlo como obra maestra. Muchos suelen pensar: “Joer, pues vaya caca, si hasta yo puedo comprender lo que me quiere transmitir el autor…”
  • Si una película no dura más de dos horas y media con una argumento más denso que la arcilla a punto de secar o por su defecto no es de origen iraní, no pasa de ser un mero entretenimiento. Esto hace que la comedia nunca pueda ser catalogada como obra maestra. “Si yo con la comedia me echo unas risas pero nada más… Que luego vuelvo a casa y no me hace pensar”. ¡Y para qué quieres luego pensar, si sabes de sobra que eso te sienta fatal!
  • Si algo no es caro no puede ser de gran calidad. “No, no. Yo eso no me lo compro que con lo barato que es no me fío ni un pelo. Mejor este otro que es tres veces más caro”

Y así discurre nuestra vida… de momento malo en momento malo. Porque eso es lo que verdaderamente nos sustenta. Si no, la vida no tendría gracia. Si todo fuese de color de rosa, lleno de alegrías y sin ningún pesar (y sin poder criticar al de al lado porque la vida le va mejor), menudo aburrimiento…

Supongo que eso es lo que hace que los culebrones sean lo que más se consume en este país (eso y el deporte, que dependiendo a qué equipo pertenezcas, también tienes una buena ración de angustia). Porque nos encantan las desgracias (a poder ser ajenas). Más datos de esto: el record de máxima audiencia en un país como Austria está en las declaraciones de Natasha Kampush tras ocho años y medio de cautiverio.

Sin más, me gustaría desearos que una feliz semana. Uy no!! Mejor que no!!

P.D. Gracias a Loretxoa por descubrirme esta perlita de artículo: “Apología de la comedia”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lorena Fernández

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

12 thoughts on “La letra, con sangre entra

  1. Gracias a ti por el enlace. Es lo que tiene no tener conexión. Te compras el periódico y te encuentras muy buenos artículos 🙂

  2. Más que tener un niño masoca en nuestro interior, algunos tienen un adolescente masoca XD.
    No, no vivimos en Happylandia, pero de ahí a rebozarnos en lágrimas va un trecho…

    Saludines

  3. Hombre, uno siempre intenta estar feliz, pero yo creo que ese pequeño masoca que tú comentas sale a flote cuando estas prefectamente, más que nada porque cuando llevas mucho tiempo contento un buen día te levantas pensando: “Cáspita, llevo mucho tiempo feliz, esto no puede durar, seguro que dentro de poco me pasa algo y me jode”, y empezamos a preocuparnos sin motivos. Ei, fíjate si es importante que se podría escribir un blog sobre esto XD

    Un saludo

  4. @loretxoa: entonces, ¿este artículo está también en papel?

    @etiam: pues conozco a mucha gente que le gusta regodearse en sus penas en vez de hacer algo por evitarlas

    @morpheus: ya te veo abriendo un blog sobre el sado XD

    @media: Se podría decir que la serotonina es la “hormona del placer” además de ser la “hormona del humor”

    Ummm, interesante concepto :-m

  5. Mi estado naturale es angustiado y agobiado. Al final aprendes hasta a sacarle partido. 😛
    En cierto modo, cuando has sufrido dificultades y problemas para lograr algo, el tenerlo te reporta una satisfación mayor. 😉

  6. Es cierto, en mi caso trato de no catalogar las peliculas o libros como obrs maestras y obras mediocres… sino que sim e gusta basta, y si no pa la basura. Pero para mi, entre más barato lo que uno compre, mejor, porque generalmente esas cosas baratas son las que duran mas.

  7. A veces lo barato sale caro dice la frase poplar, y es muchas veces cierto que si no cuesta sangre lo que se lucha entonces que sentido tiene. Muchas veces lo que resulta muy muy bueno puede ser un ladrillo para el grueso de la gente.

    Que buen Artículo Loretahur. Si no te molesta lo reseñaré en mi blog.

  8. @spike_mandrake: eso sí que es cierto. Si algo nos cuesta en exceso, cuando lo conseguimos nos reporta muchísima más satisfacción. Pero eso es lo que me deja perpleja. En vez de tender en esta vida a buscar la felicidad y la simpleza, nos encanta complicarnos y pasarlo mal. Como muchas veces me ha dicho mi abuelo, somos de género tonto xD

    @loretxoa: gracias por la reseña 😉

    @José Pómez: bonitas palabras, sí señor. Ya sabéis todos que lo escribe al final deja de pertenecerme para pasar a ser propiedad de todos

    @Johannes: xD, eso es que no le das de comer cada vez que entras. Mi pobrecita Mili está a punto de cumplir un añito aquí conmigo y ni una queja me ha dado 😀

    @joker: supongo que todo depende de la suerte que uno tenga. A mí, a veces, uan cosa barata me ha resultado excelente y en otras no tanto. Lo que quiero decir es que no se debe tomar como un axioma eso de que lo caro siempre es bueno.

    @aldemar: yo encantada de la reseña 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *