Acabemos con los blogstars y los bloosers

Hace ya un tiempo en el Museo Guggenheim de Bilbao colgaron un cuadro falso que fue considerado como una obra de arte por muchos de sus visitantes durante un buen rato. El lema que usaron para aquella acción fue el siguiente:

Cualquiera puede ser un gran artista, como cualquiera puede ser un gran amante, y cualquier cosa en arte puede ser importante si se difunde de forma adecuada.

Esto unido a un comentario que recibí hace tiempo en otro blog, en el que Sergio me decía:

En el mundo de los blogs, haya o no conversación, todos los interlocutores no son iguales. Quizá todo el mundo pueda responder o todo el mundo pueda quejarse pero no todo el mundo tiene la misma repercusión. Hay blogs y bloggers de primera línea, con un montón de seguidores, y otros mucho más humildes con un alcance muy limitado.

Por eso vuelvo a la frase que os indicaba antes “cualquier cosa en arte puede ser importante si se difunde de forma adecuada“. ¿Sucede lo mismo en la blogosfera? ¿La importancia de nuestras reflexiones depende de la forma en que se difunden? ¿Es igual que yo ponga algo en mi blog a que lo haga Enrique Dans (por poner un ejemplo, que no se me moleste nadie ;-))?

Me da miedo pero creo que la respuesta es NO. Al final está ocurriendo como en el arte. No es lo mismo que yo haga un garabato a que lo haga un señor llamado Yves Klein (ese mismo que patentó una gama de azules). No es lo mismo que yo publique algo a que lo haga Enrique Dans. ¿No nos vanagloriábamos de que la blogosfera era el primer terreno en el que la comunicación era horizontal? ¿En el que todos sus interlocutores eran iguales? Pues creo que se empiezan a crear jerarquías con muchos peldaños.

Cuando aparecí en el listado de los 30 blogs a seguir en el 2007 muchos entraron aquí sólo para decir: “Pues vaya mierda de blog, no sé qué tiene de especial“. Pues lo que tiene de especial es que lo hago yo. Por eso es especial para mí. Aquí intento dejar una pequeña parte de lo que soy y no estoy dispuesta a someterme a una continua presión por lo que tengo o no tengo que hacer. Bastante se nos juzga en la vida real como para tener que mantener también aquí las apariencias. Con lo fácil que es dejar de leer algo que no te gusta…

Así que recordad, cualquiera puede ser un gran blogger. Dejemos de hacer comparaciones y de tratar de encumbrar a nadie. Acabemos con los blogstars y los bloosers. Mantengamos esto en un nivel horizontal.

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

Últimas publicaciones de Lorena Fernández (ver todas)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...