Cuando vaciándote, te llenas

Un lunes gris plomizo a juego con el tiempo, me siento delante del ordenador, como otro día de la marmota más. Pero la bandeja de entrada me reserva un regalo inesperado. Un mensaje de mis sisters de la India, para preguntarme qué tal me encuentro y contarme que mis niñas están preparándose para los exámenes de abril. Apenas un par de párrafos, porque ellas son escuetas y se manejan mejor en gujerati que en inglés. Pero lo suficiente para que algo se remueva dentro. Un no sé qué que qué sé yo… Un cúmulo de sentimientos que, de nuevo, no soy capaz de verbalizar, así que me obligo a escribirlos para procesarlos.

Y es en ese preciso instante cuando me doy cuenta de que he ido dejando pedacitos de mi corazón por el mundo (India, Filipinas,…) y que, sin embargo, lo siento más completo que nunca. Qué curiosa paradoja: vaciándote, te llenas.

Me invade la necesidad de volver a ver esas fotos, esas miradas, esas sonrisas… que serán siempre testigo atemporal que ponga letra y música en mi cabeza y corazón.

Sé que no leeréis esto, pero necesito lanzar este mensaje al mar de internet: gracias por todo lo que me distéis y aún me dais. Gracias por resignificarme conceptos como el de alegría y acogida. Pero sobre todo, gracias por plantar esas semillitas que ahora van floreciendo, hasta en pleno invierno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lorena Fernández

Por el día, directora de identidad digital en la Universidad de Deusto. Por la noche, rompiendo techos de cristal en Doce Miradas. Y como dormir está sobrevalorado, colaboro en Radio Bilbao en la sección "De las ondas a la red" del programa Hoy por Hoy Bilbao. Puedes saber más de mí o echar un vistazo a mis publicaciones, cursos y participación en congresos.

One thought on “Cuando vaciándote, te llenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *